Saltar al contenido principal

Cleopatra: hechos y biografía

Un busto de mármol de Cleopatra se exhibe en el Altes Museum de Berlín, Alemania.
Imagen: © Marcus Cyron / Creative Commons.

Cleopatra VII, a menudo llamada simplemente "Cleopatra", fue la última de una serie de gobernantes llamados Ptolomeos que gobernaron Egipto durante casi 300 años. También fue la última verdadera faraona de Egipto. Cleopatra gobernó un imperio que incluía Egipto, Chipre, parte de la actual Libia y otros territorios en el Medio Oriente.

Las representaciones modernas de ella tienden a representar a una mujer de gran belleza física y habilidades seductoras; de hecho, sus relaciones románticas con Julio César y Marco Antonio han sido inmortalizadas en el arte, la música y la literatura durante siglos. Sin embargo, variosLos registros, así como la investigación histórica reciente, cuentan una historia diferente. En lugar de una especie de gatito sexual, hablan de una gobernante inteligente, multilingüe y que afirmó su derecho a gobernar Egipto y otros territorios.

Su “propia belleza, como dicen, no era, en sí misma, completamente incomparable, ni era del tipo que asombraría a quienes la vieran; pero la interacción con ella fue cautivadora, y su apariencia, junto con su capacidad de persuasiónen la discusión y su carácter que acompañaba cada intercambio, fue estimulante ”, escribió Plutarch, un filósofo que vivió entre los años 46 y 120 d.C. Traducción de Prudence Jones.

"Cleopatra no era un simple depredador sexual, y ciertamente no era un juguete de César", escribe Erich Gruen, profesor emérito de historia en la Universidad de California en Berkeley, en un artículo del libro "Cleopatra: una esfinge revisitada" Universidad de CaliforniaPrensa, 2011.

“Ella era reina de Egipto, Cirene y Chipre, heredera de la larga y orgullosa dinastía de los Ptolomeos ... una mujer apasionada pero también muy astuta que había maniobrado Roma - y maniobraría Roma de nuevo - para promover los intereses del legado ptolemático. ”

una dinastía con problemas

Cleopatra nació en el 69 a. C. en una dinastía real con problemas. Los Ptolomeos eran descendientes de un general macedonio que había servido bajo el mando Alejandro Magno . Aunque habían gobernado Egipto durante casi tres siglos, su reino fue eclipsado por el poder de Roma y hubo una gran disensión interna que finalmente llevó a Cleopatra a luchar contra su propio hermano.

Cleopatra era la hija de Ptolomeo XII y una madre cuya identidad desconocemos. Ptolomeo XII reinado 80-58 a. C. estuvo bajo una gran presión de los romanos y luchó por aferrarse al poder.

"Ptolomeo XII dependía en gran medida de los romanos y, dado que su 'amistad' ejercía una mayor presión sobre la economía egipcia, su gobierno fue objeto de un escrutinio cada vez mayor por parte de la élite egipcia", escribe Sally-Ann Ashton, una encargada de la Universidad deMuseo Fitzwilliam de Cambridge, en su libro "Cleopatra y Egipto" Blackwell Publishing, 2008. En el 58 a. C., Ptolomeo XII fue exiliado y una mujer llamada "Cleopatra Tryphaena" una Cleopatra diferente se convirtió en gobernante de Egipto, muriendo poco después.Fue sucedida por otra mujer llamada Berenice IV.

En el 55 a. C., con el apoyo de los romanos, Ptolomeo XII fue devuelto al trono y tomó a su hija Cleopatra VII, de 17 años, como co-gobernante. Después de la muerte del rey en el 51 a. C., dijoen su voluntad de que Cleopatra compartiera el trono con su hermano y esposo Ptolomeo XIII.

Ptolomeo XIII y sus consejeros se negaron a reconocer este arreglo y estalló la lucha entre ellos, y Cleopatra se vio obligada a huir del palacio real. Sería Julio César quien ayudaría a Cleopatra a recuperar su trono.

César y Cleopatra

César era unos 30 años mayor que Cleopatra, y su llegada a Egipto fue algo así como un accidente. Había estado librando una guerra civil contra el general romano Pompeyo.

Después de una serie de derrotas, Pompeyo huyó a Egipto en el 48 a. C., con la esperanza de ganar el apoyo de Ptolomeo XIII. El joven faraón decidió que Pompeyo era más problemático de lo que valía y lo hizo ejecutar.

Cuando César desembarcó con un pequeño grupo de tropas en Alejandría, se le presentó la cabeza de Pompeyo, algo de lo que se decía que estaba descontento. Por razones que se perdieron en la historia, César decidió quedarse en Egipto y lidiar con la disputa entre PtolomeoXIII y Cleopatra. Podría deberse a que Roma dependía de Egipto para sus suministros de cereales y César consideraba que un Egipto estable era de interés para Roma.

Ptolomeo XIII trató de convencer a César de que lo reconociera como el único gobernante de Egipto y prohibió que Cleopatra lo viera. Sin embargo, Cleopatra logró colarse en el palacio de Alejandría y defender con éxito su caso ante César, algo que sorprendió y enfureció a Ptolomeo XIII..

“Ptolomeo XIII se había acostado esa noche como un muchacho feliz, seguro de saber que su hermana, atrapada en Pelusium, no podría defender su caso ante César”, escribe la egiptóloga Joyce Tyldesley en su libro “Cleopatra, última reinaof Egypt ”Profile Books, 2008.

"Se despertó a la mañana siguiente y descubrió que su hermana había llegado de alguna manera al palacio. Ya estaba en los términos más íntimos con César y había logrado persuadirlo para que apoyara su causa", escribe.

"Fue demasiado para que lo soportara un niño de trece años. Saliendo corriendo del palacio, se quitó la diadema y, en una muestra pública de ira bien orquestada, la multitud se abalanzó hacia adelante, con la intención de asaltar el palacio.. ”Sin embargo,“ César no se dejaría intimidar. Antes de una asamblea formal leyó el testamento de Ptolomeo XII, dejando en claro que esperaba que el hermano mayor y la hermana gobernaran Egipto juntos ”.

César había salvado a Cleopatra y la había devuelto al poder. Los dos se volvieron íntimos y tuvieron un hijo conocido como Cesarión aunque se dice que César dudaba en reconocer que el niño era suyo. Ptolomeo XIII murió más tarde en una rebelión fallida yfue reemplazado como co-gobernante por él y el hermano menor de Cleopatra, Ptolomeo XIV, a quien Cleopatra eventualmente habría matado. Cleopatra también lo había hecho su hermana Arsinoe IV asesinada .

Ser la madre del hijo de César le dio a Cleopatra un mayor poder, y el niño se convirtió en el co-gobernante de Cleopatra.

“Con un hijo a su lado, Cleopatra VII podría abandonar cualquier pensamiento que pudiera haber tenido de adoptar el papel de una mujer rey y podría desarrollar en su lugar una nueva y poderosa identidad como madre semidivina: una identidad que tenía la gran ventajade ser instantáneamente reconocible para sus súbditos egipcios y griegos ”, escribe Tyldesley.

Cleopatra ya se había convertido en una diosa hacia el final del reinado de su padre. "Pero ahora iba a ser identificada específicamente con la madre soltera más famosa de Egipto, la diosa Isis".

Un relieve de Cleopatra y su hijo por Julio César, Cesarión, está tallado en el Templo de Dendera. Crédito de la imagen: dominio público

Antonio y Cleopatra

con el asesinato de Julio César en 44 a. C. en los idus de marzo, Cleopatra se encontró en una posición incómoda. Los escritores antiguos dicen que estaba en Roma cuando ocurrió el asesinato y que rápidamente regresó a Egipto.

Estalló una guerra civil entre las fuerzas dirigidas por Antonio y Octavio contra los que habían organizado el asesinato de César. Después de que prevalecieron, Octavio, rebautizado como César Augusto, gobernó la mitad occidental del imperio mientras que Antonio controló el este.

Después de que Antonio tomó el poder en el este, convocó a Cleopatra a Asia Menor la actual Turquía para cuestionar por qué ella no había brindado apoyo a sus tropas mientras luchaban contra los asesinos de César.

Cleopatra dijo que había reunido una flota para atacar a los asesinos, pero que no pudo llegar al campo de batalla a tiempo.

"Antonio, impresionado por su inteligencia y su apariencia, estaba cautivado por ella como si fuera un muchacho joven, aunque tenía cuarenta años", escribió Appian, quien vivió en el siglo II d.C. traducción de Prudence Jones. "El agudo interés que Antonio había mostrado una vez en todas las cosas se apagó de repente; todo lo que Cleopatra dictaba se hacía, sin tener en cuenta las leyes del hombre o la naturaleza".

Batalla de Actium

En los años previos al Batalla de Actium , Antonio y Cleopatra forjaron un vínculo estrecho y tuvieron tres hijos juntos, incluidos los gemelos Alexander Helios y Cleopatra Selene en el 40 a. C.

Mientras tanto, las relaciones entre Antonio y Octavio se deterioraron y los dos gradualmente se deslizaron hacia una guerra civil. En el 32 a. C., los dos fueron oficialmente a la guerra, y Octavio culpó a Cleopatra, con razón o sin ella.

Los líderes en Roma “votaron para perdonar y alabar a sus partidarios de Antonio si lo abandonaban, y declararon inequívocamente la guerra a Cleopatra”, escribió Cassius Dio, que vivió entre el 155 y el 235 d.C. Traducción de Prudence Jones

En "el templo de Bellona, ​​se llevaron a cabo todos los ritos para declarar la guerra según la costumbre, con Octavio actuando como sacerdote. En palabras, se declaró la guerra a Cleopatra, pero de hecho la declaración estaba dirigida a Antonio".

Aunque Antonio tenía una ventaja numérica en tierra, la guerra se decidió en el mar y, en última instancia, por un compromiso que se libró cerca de Actium en el 31 a. C. en el mar Jónico. Lo que sucedió durante la batalla es un misterio. Fuentes antiguas afirman que Octavio y Antoniose paralizaron cuando Cleopatra, por alguna razón, huyó de la batalla, lo que provocó que las fuerzas de Antonio fueran derrotadas. Se desconoce si esto es cierto o no.

Los escritores antiguos dicen que mientras que los barcos de Antonio eran más pesados ​​y podían contener más tropas, los barcos de Octavio podían maniobrar mejor y tenían tripulaciones más experimentadas.

Muerte de Cleopatra

La batalla selló el destino de Antonio y Cleopatra. Con Octavio en control del mar, desembarcó tropas en Egipto y marchó sobre Alejandría, la capital de Egipto. Aunque Antonio logró ganar una batalla menor en tierra, él y Cleopatra estaban esencialmente atrapados.

Antonio, al oír falsamente que Cleopatra se había suicidado, decidió suicidarse. Según Plutarco, Antonio dijo de Cleopatra que "No me duele perderme de ti, porque de inmediato estaré donde estás, pero“Me duele que yo, como comandante, me revele ser inferior a una mujer en coraje”. Se apuñaló a sí mismo, pero no murió de inmediato, sino que lo encontraron herido y lo llevaron a Cleopatra, donde moriría con ella.

“Cuando lo recibió en el mausoleo y lo acostó en un diván, rasgó su ropa por encima de él, se golpeó el pecho y se rascó con las manos, se cubrió el rostro con su sangre, lo llamó su esposo y amo, y casiolvidó sus propias desgracias mientras se compadecía de las de él ", escribió Plutarch.

Cuando Octavio entró en la ciudad, Cleopatra trató de razonar con él; sin embargo, se hizo evidente que la llevarían a Roma y la exhibirían como una especie de trofeo de guerra, un destino que ella encontraba intolerable.

Después de dos intentos fallidos de suicidio "se vistió con su más rico atuendo, como era su costumbre, y se instaló junto a su Antonio en un sarcófago lleno de perfumes aromáticos. Luego se puso serpientes en las venas y se deslizó hacia la muerte comosi se duerme ”, escribió Florus en el siglo II d.C. Traducción de Prudence Jones.

La tumba y los cuerpos de Cleopatra y Antonio nunca se han encontrado. Incluso si a Antonio y Cleopatra se les permitió un entierro adecuado, era común que las tumbas fueran saqueadas en la antigüedad.

Es una historia de amor tan épica que Shakespeare consideró conveniente ser el tema de una de sus tragedias. Se conocieron en el 41 a. C. en el apogeo de la agitación en la República Romana; ella, una reina egipcia, lo sedujo, una poderosa y ya casado general, en una romántica y tenue alianza política entre sus territorios. La alianza resultaría amarga cuando el futuro emperador Octavio convenció al senado romano de que Marco Antonio estaba hambriento de poder y hechizado por Cleopatra, declarando la guerra a su ex socio en 31BC Tanto Antonio como Cleopatra se suicidó durante la guerra en lugar de ser capturado. Crédito de la imagen: Artista: Lawrence Alma-Tadema

El destino de sus hijos

Octavio hizo matar a Cesarión, pero salvó la vida de los tres hijos que Cleopatra tuvo con Antonio. Fueron enviados a vivir con Octavia, la hermana de Octaviano, quien en un momento estuvo casada con Antonio.

Mientras que dos de ellos murieron en la infancia, un tercero, Cleopatra Selene, sobrevivió y se casó con Juba II, un protegido de Octavio que se convirtió en gobernante de Numidia, un reino cliente de Roma en el noroeste de África en lo que ahora es Argelia.El arte egipcio, así como la lengua y la cultura griegas en ese reino.

¿El último faraón?

Aunque a menudo se considera que Cleopatra es el último de los faraones egipcios, sabemos por las inscripciones antiguas y el arte que los sacerdotes de Egipto no creían esto.

En 2010, los investigadores informaron que una estela erigida en el Templo de Isis en Filae en 29 a. C. tiene el nombre de Octaviano escrito en un cartucho, un honor reservado para un faraón. Los futuros emperadores romanos como Claudio también serían representados como faraonesen Egipto.

Aunque Cleopatra estaba muerta y su dinastía había llegado a su fin, los sacerdotes egipcios se negaron a abandonar la idea de que Egipto tenía un faraón como gobernante, a pesar de que el país estaba siendo incorporado al Imperio Romano como provincia.

“Los sacerdotes tenían que tener un faraón en funciones, y el único faraón en funciones posible bajo Octavio era Octavio”, dijo Martina Minas-Nerpel, lectora de la Universidad de Swansea, en una entrevista que fue publicado en el periódico The Independent. “Los sacerdotes necesitaban verlo como un faraón; de lo contrario, su comprensión del mundo se habría derrumbado”.

¿Cleopatra era negra?

Los eruditos no están seguros de la apariencia de Cleopatra, y la cuestión de si era negra es abierta. La identidad de la madre y la abuela paterna de Cleopatra es incierta.

"Cleopatra era, por supuesto, en parte griega, pero también debe tenerse en cuenta que la sugerencia de que ella era en parte africana no se basa únicamente en una fantasía de deseo, sino en el hecho de que no conocemos la identidad de la madre de Ptolomeo XII. "escribe Sally-Ann Ashton en su libro.

- Owen Jarus